Blog de micarmaflor

Leer en público Evolución

Llevaba toda la tarde leyendo una y otra vez el capítulo que iba a presentar esa noche en el Micro Abierto. La tarde era tranquila, lluviosa y de pronto abro el libro por la página 44, leo Capítulo VIII “El Invierno” y aunque ya es primavera lo leo, y redescubro que hablo de la lluvia y el agua, por lo que decido cambiar el capítulo que tenía planeado leer por este otro. Y entonces lo ensayo una y otra vez, más que para no tropezar en la lectura, para controlar la emoción. Hace poco me enseñaron que si practicas mucho en decir ciertas palabras que producen emoción acabas controlando esa emoción, comprobado, cuando lo he leído ya 20 veces mi lectura es interpretativa más que sentida.

Llego al lugar, esperando además que no hubiera mucha gente ya que la noche no invitaba a salir, la lluvia y el frío parecían habernos trasladado al más puro invierno. Veo gente conocida y la saludo, vuelvo al sitio que habíamos elegido mi hermana y yo para ver el evento.

Pues ya notando que va a ser mi turno, empiezan los nervios a hacerse presentes, cosa que había ignorado por completo todo el día, ya que creía que no aparecerían. Pues es la hora y la presentadora, Charo Romero me presenta indicando que realmente no sabe si soy una mujer o un hombre por mi nombre Micarma Flor, ya los nervios se han apoderado de mí y me lanzo rápido para verificarle que soy una mujer y que mi nombre, por favor mejor en español, ya que me pregunta si lo anglosajona.

Me subo un taburete y me siento, pensando que la lectura me iba a ser más cómoda, el micro está frente a mí, me lo coloca el chico del bar que se encarga también del sonido y me dispongo a leer. Pues mi voz empieza a temblar como si tiritase de frío y los dientes se chocan mientras leo, apenas sé ni lo que estoy leyendo, miro la cámara, el micro, todo bajo mis pies y las palabras salen solas sin sentido, mientras mi cabeza me dice: -porqué te tiembla la voz, qué haces- Entonces las letras escritas empiezan a gritarme en la cabeza que están ahí, ya les presto atención, parece que todo empieza a estar en su sitio y antes de que la calma aparezca en su plenitud ya he finalizado de leer. Agradezco los aplausos y recojo el taburete y me bajo.

No puedo creérmelo, nunca me he puesto nerviosa en público, ni en una tarima, sólo una vez anterior y fue en la presentación de “Evolución”, de nuevo ha sido con este mismo libro, me planteo una y otra vez porqué me pongo nerviosa, lo achaco a que se trata de algo mío, algo que he creado yo y ese debe ser el motivo de mi temblor de voz.  O quizás sea simplemente la inexperiencia en este campo, ante cámaras, focos, personas únicamente pendientes de mi persona, de mis palabras, además con esta voz que cuando la escucho no puedo evitar pensar que casi la odio, seca, sin entonación (no en la lectura me refiero), en línea todo el tiempo, más bien áspera, que apenas me describe.

Lo acabo de ver, cómo no ponerme nerviosa si odio mi voz, mi entonación, si tengo la autoestima de la voz por los suelos, cuando antes me decían que era sensual, bonita, diferente y hasta creía que tenía una voz bonita para ser escuchada y ahora descubro que no soporto mi voz, cómo no temblar ante el propio juicio de mi persona criticando lo mal que lo hago. Y no es que lea mal, sé que leo muy bien, lo que hago mal es presentar mi pasión, la escritura. Sabía que llegaría el día que debía presentar mi libro, pero siempre imaginé que esa tarea la delegaría, pero no ha podido ser, tengo que hacerlo yo, quizás por este motivo también lo atraso tanto…

https://www.facebook.com/nochesMICROabierto/videos/1758320400892790/UzpfSTEwMDAxMTgyMjQ3OTMzMzozNDk2NTQ0MDU0Mzg2Mzk/


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: